HSP: me molestan algunos tipos de sonido

sabe

Aquí abajo lees una entrevista que consiste de preguntas sobre la alta sensibilidad. Las preguntas fueron respondidas por una Japonesa que por el momento vive en Singapore.

Las preguntas

1. ¿Te ves a ti misma como una persona sensible? En cuanto a los sentidos, ¿tienes un buen oído, un gusto sensible, o un olfato extremadamente bueno?

Sí, sobre todo me molestan algunos tipos de sonido, por ejemplo, el sonido de que otra persona mastica la comida, gotitas de agua que caen con intervalo regular, niños que se sientan en un banco y patean la parte debajo del banco, etc. También, soy bastante sensible al olor,  por ejemplo, el olor de suavizante de ropa, olor de comida (algunas veces puedo adivinar qué mi marido ha almorzado), etc.  Me pongo muy reluctante y siento estrés en situaciones en las que tengo que decir algo contrario a lo que me esperan. Sé que tengo que responder pronto pero me cuesta mucho y algunas veces no puedo evitar retrasar la respuesta.

2.  ¿Cómo eras como niño? Te gustaba jugar con otros niños o preferías jugar sola?

Era una niña tímida, me gustaba jugar con amigas pero no en un grupo grande, sino con una o dos. Pero me gustaba jugar con niñas más mayores que yo, cuando era en el primer año de la escuela, jugaba mucho con las niñas de 4 ó 5 años mayores que yo.

3. ¿Qué te fascinaba cuando eras un niño? ¿Cuáles eran tus intereses? Y, ¿todavía lo son?

Me encantaban los animales. Leía muchos libros sobre animales, especialmente perros, pájaros, y peces. Había un hombre que siempre salía en tele con sus animales en su granja, y pensaba realmente que ganaría dinero para poder tener mi propia granja y varios tipos de animales. El dóctor Dolittle fue uno de mis favoritos, quería ser veterinaria que pudiera hablar con los animales. Ahora, los animales aún me gustan, pero ya no quiero tener una granja ni ser veterinaria, porque después de tener unos mascotas en casa, me di cuenta de cuanto dolor que me da cuando esos mascotas mueren, algunas veces por mi culpa u otras veces por su edad. Me arrepiento, también, que mi sentido de responsabilidad no era suficiente. Por lo tanto, los adoro pero no es tan fuerte como antes.

4. Cuando eras adolescente, ¿tenías muchos amigos de tu edad o te llevabas bien con personas más mayores que tú?

Cuando era en la escuela secundaria, me cansaba de las relaciones entre amigas y me encontraba cómoda estar sola.  Pero en el bachillerato, conocí a algunas amigas de mi edad que me daba muchas influencias buenas, y las relaciones con ellas siguen hasta ahora.

5. ¿Cuándo eras pequeña, jugabas con los animales? ¿Cómo describirías la relación que tienes con los animales? ¿Cómo te comunicas con ellos?

Como he escrito, me gustaban los animales. Tenía un perro, y después del perro, adopté una gata y más tarde, mi hermana adoptó otra gata.  Pensando en aquellos días con el perro, creo que yo no consideraban el perro como mi amigo que comparten mis sentimientos, pero que quería controlarlos como una dueña (después de leer tantos libros sobre cómo cuidar o disciplinar los perros), aunque ese intento terminó en fracaso porque era demasiado pequeña para ser considerado como dueña por mi perro.

6. ¿Cómo es/era tu relación  con tu familia en cuanto a la alta sensibilidad?

Como mi hermana era mucho más sensible que yo y no era estable en sus sentimientos, creo que mis padres no me consideraban como sensible.

7. ¿Cómo son tus relaciones con tus amigos? ¿Te notas algo diferente en cuanto a tu sensibilidad?

Había veces que tomo las palabras de otra gente demasiado en serio o de forma negativa.  O me cuesta mucho en decir algo que no creo que es lo que me esperan. Me pongo triste o deprimida, o algunas veces pienso demasiado, pero al parecer, a mis amigos no les importa mucho.

8. Por regla general, la gente altamente sensible valora muchísimo la honestidad. ¿Cómo eres tú en cuanto a la honestidad, lealtad e integridad?

Pongo importancia en la fidelidad a los amigos. Intento lo máximo para estar a la altura de sus expectivas, a veces (y taz vez) demasiadamente.

9. ¿Qué valoras de la vida?

Ser positiva y productiva o creativa (pero siempre hay conflicto en mi mísma entre lo ideal y la falta de motivación, lo que me hace sentir estresante.)

10. ¿Cuáles son tus sueños?

De momento, no tengo nada que puedo llamar como “mis sueños”. Mi vida ha cambiado totalmente desde que dejé mi trabajo y vine con mi marido a vivir en los países extranjeros. Siempre busco lo que puedo hacer, pero en el mismo tiempo, me pongo tímida en desafiar algo nuevo, pensando razones por las que no puedo hacer, por ejemplo, falta de tiempo, falta de abilidad (o confianza), falta de motivación, o falta de dinero (si no tengo mi propio ingreso, me siento mal gastar dinero de la familia en algo que cuesta mucho dinero).

11. ¿Qué experiencias de la vida te han marcado y cuáles te han traído cosas buenas y cosas malas?

Escuela secundaria – No tengo muchas memorias buenas pero malas, a estas edades, a las chicas les gustaban costillar sobre otras chicas o formar grupos, y no me gustaba nada de eso. Antes de esto, me daba miedo estar sola o estar rodeada de amigas, pero aprendí estar sola y no forzarme a estar donde no me siento cómoda. Estudio en España – Conocí a mucha gente de países, culturas, pensamientos diferentes. Aprendí a aceptar o valorar lo diferente y ser más flexible, y amplió mi vista.

Tener un hijo – Antes de tener mi hijo, honestamente no me gustaban mucho los niños, pensaba que son ruidosos gritando y llorando. Pero al tener mi propio hijo, aprendí el valor y la importancia de nacer y crecer sano, sentí la dificultad de ser una madre, y el agradecimiento hacia los padres y haberme crecido hasta ahora sin accidentes o enfermedades serias.

12. ¿Crees que la alta sensibilidad tiene alguna influencia en las relaciones sentimentales? ¿Cómo se puede llevar una relación sentimental teniendo en cuenta la alta sensibilidad?

No aconsejar demasiado, pero demostrar que siempre está a su lado.

13. ¿Hay alguna cosa que te gustaría comentar sobre el tema de la alta sensibilidad? ¿O tal vez un consejo que quieres transmitir al lector? O quizás, ¿te gustaría saber algo más en relación con la alta sensibilidad?

Algunos días me siento muy motivada, otras días nada de nada, pero intento pensar que mi mente necesita relajarse de la obsesión de que tengo que estar ocupada, siempre hacer algo positiva y productiva.

~ Si te interesa leer mas sobre el origen de esa entrevista, métete en este blog: Si me siento como una persona sensible. 

HSP: cuando era pequeña sonaba en ser una empresaria muy exitosa

destinos

Aquí abajo lees una entrevista que consiste de preguntas sobre la alta sensibilidad. Las preguntas fueron respondidas por una mujer de Peru que trabaja como gerente de marketing.

  1. ¿Te ves a ti misma como una persona sensible? En cuanto a los sentidos, ¿tienes un buen oído, un gusto sensible, o un olfato extremadamente bueno?

Creo que soy una persona sensible pero no estoy segura si yo soy una persona con alta sensibilidad, mis sentidos funcionan muy bien, me encantan los olores de la cocina, cuando alguien cocina o yo misma lo hago se siente como muy acogedor, los olores de la carne, fideos verduras y hierbas me recuerdan siempre a un hogar. Tengo un gusto sensible, es por eso que me gusta probar todo para descubrir el sabor nuevo. En el caso de mi olfato, creo solo se activa para algunas cosas y si siento un olor desagradable suelo alejarme porque es tan insoportable q me pongo mal. Mi Oído es bueno, nunca he tenido problemas, pero supongo que es normal.

  1. ¿Cómo eras como niño? Te gustaba jugar con otros niños o preferías jugar sola?

Me gustaba mucho jugar con otros niños y la verdad en mi familia siempre habían otros niños con quien jugar porque mi familia es muy grande. Es por eso que también tenía a mis primos con quienes jugaba mucho sobre todo en épocas de vacaciones. Pero tampoco tuve un problema cuando estaba sola, recuerdo que tenía legos y me entretenía mucho eso mientras mi abuela hacia otras cosas.

  1. ¿Qué te fascinaba cuando eras un niño? ¿Cuáles eran tus intereses? Y, ¿todavía lo son?

Es muy gracioso, cuando era una niña me fascinaban los adultos y ahora aprendo de los niños. Crecí en mi mente muy rápido, era parte de mi vida, empecé a ver muchas realidades, con 12 años hablaba como una adulta y mis tíos siempre se sorprendían porque no me gustaba ser tratada como la niña aunque aún lo era. Mi Madre me dejo como hija mayor en Perú muchas responsabilidades que manejar, como cuidar a mis hermanos, ver por la casa, y con 14 años de edad era yo la que recibía el dinero para administrar en casa los gastos. No me puedo quejar porque era una responsabilidad a la que nunca me obligaron, simplemente no pasaba desapercibida ante mis ojos y la tome como responsabilidad propia.

  1. Cuando eras adolescente, ¿tenías muchos amigos de tu edad o te llevabas bien con personas más mayores que tú?

La verdad es que me llevaba mejor con personas mayores, mis amigos del colegio eran muy buenos pero yo recuerdo que siempre estaba curiosa de saber más de los adultos.

  1. ¿Cuándo eras pequeña, jugabas con los animales? ¿Cómo describirías la relación que tienes con los animales? ¿Cómo te comunicas con ellos?

Aquí tengo una anécdota que contar, me da un poco de vergüenza porque yo no lo recuerdo y no puedo contarlo desde mi punto de vista. Mi madre me cuenta que cuando yo tenía 4 años tenía un perrito y lo llevaba para todas partes, era un perrito que tenía semanas, era muy bebe, ella dice que yo me senté sobre él y no quería dejarlo ir, claro ella no se dio cuenta y cuando ella volvió a ver el perrito se había asfixiado. Yo no recuerdo nada de eso, y seguro fue un accidente pero yo misma no entiendo porque lo hice. Cuando tenía 13 años me mordió un perro en el brazo, fue horrible, soy muy sensible a la sangre y siempre que tengo algún dolor creo que es mi final y siento que me voy a morir, soy muy exageradaJ. Bueno es por eso que les tuve un poco de miedo a los perros, a los gatos no les tengo miedo, pero nunca le tuve un cariño especial. Me gustan los loros o animales con plumas, me parecen seres hermosos, tuve pajaritos en casa, y mi sueño sería tener un papagayo que me pueda hablar, también tuve de niña un monito (en realidad era de mi prima) pero yo lo visitaba mucho, me encantan los monos porque son muy traviesos y lo aprenden todo.

  1. ¿Cómo es/era tu relación con tu familia en cuanto a la alta sensibilidad?

Bueno de adolescente solía llorar mucho pero a veces lloraba días y mi madre me preguntaba siempre si me podía ayudar en algo, yo siempre respondía que no , es mi problema y quiero resolverlo sola. Me acuerdo que lloraba solo porque alguna amiga me había rechazado, había dicho algo que me dolió, o por un chico en el yo estaba enamora y me pasaba horas, días sonando y pensando cómo hacer para que se fije en mí. Es un poco raro porque cuando falleció mi tío o mi abuela tarde en llorar, no llore de inmediato, llore mucho después.

  1. ¿Cómo son tus relaciones con tus amigos? ¿Te notas algo diferente en cuanto a tu sensibilidad?

Me considero una persona muy fuerte, la verdad no. No me considero la más sensible entre mis amigos, los amigos que tengo también son sensibles y siempre estoy dispuesta a darles un abrazo o tengo mucho contacto físico con ellos. Soy cariñosa

  1. Por regla general, la gente altamente sensible valora muchísimo la honestidad. ¿Cómo eres tú en cuanto a la honestidad, lealtad e integridad?

Es curioso, yo valoro muchísimos eso. No me importa tener muchos amigos, los pocos que tengo son gente con la cual he compartido mucho y si creo mucho en honestidad y los valores, me gusta que me digan lo que sienten, lo que les da alegría, lo que les entristece, etc. Me gusta saber de su vida. Es por eso que trato de cuidarlos mucho. Cuando conozco personas que no tienen mis mismos principios o veo o escucho algún comentario inapropiado, me es muy fácil alejarme.

  1. ¿Qué valoras de la vida?

Lo que más valoro es la sinceridad de sentimientos, no hay nada más doloroso que darse cuenta que alguna persona en tu vida, en la que confiaste tanto te pueda decepcionar.

Y no importa si hay errores de por medio lo importante es reconocerlo y curarlo porque si no se cura alguna decepción o herida en el alma, siempre te acompañara en tu vida y en algún momento vuelve a doler. Intento siempre de tener claros mis valores, no mentirme a mí misma, reír y disfrutar cada día y estar orgullosa de mí en cada momento. También valoro mucho la familia y el amor familiar, valoro y creo en el amor puro y verdadero, y por supuesto valoro a mis amigos.

  1. ¿Cuáles son tus sueños?

Cuando era pequeña sonaba en ser una empresaria muy exitosa, tener mi empresa y viajar mucho, eso es lo que siempre me da fuerzas para nunca rendirme y tener metas en mi vida. Otra parte de mi sueña en tener una gran casa con jardín y una comedor grande para poder hacer cenas. Ahora que estoy grande creo que puedo tener de todo un poco, puedo ser una persona exitosa profesionalmente y también tener una familia y algún día ser una gran esposa y madre.

  1. ¿Qué experiencias de la vida te han marcado y cuáles te han traído cosas buenas y cosas malas?

Me marcó el día que me di cuenta que no tenía papá, mi madre siempre fue tan fuerte que ocupaba los dos lugares materno y paterno, pero en algún momento entre 10 y 12 años de edad cuando ya era más consiente me di cuenta de que no tenía papa y fue un poco duro, me acuerdo que lloré y desde ese entonces hablo mirando al cielo y le cuento a mi padre mis experiencias y le ruego muchas veces que me dé una mano en mis sueños. Otra cosa que me marco mucho fue cuando una amiga a la que le había ofrecido todo en mi casa termino llevándose mi ropa y otras cosas de mi casa y yo pensé que algún día me las devolvería yo tenía 15 y era una chica del colegio, al final nunca más me hablo y me dijo en la cara cínicamente que yo no era su amiga y que nunca me había dado nada. He sido muy ingenua en la época escolar, solía confiar muy rápido en las personas.

También me marco mucho que en nuestro viaje de colegio cuando tenía 16 años unas amigas mías me hicieran la ley del hielo (eso significa no hablar a la otra persona todo el tiempo, ignorarla completamente). Eso me hicieron y yo no entendía porque después me entere el motivo, y resulta que estaban celosas de que yo hablara con un chico del cual ellas estaban enamoradas, yo nunca tuve nada con ese chico. Mi apariencia en el colegio fue muy simple, nunca lleve maquillaje, era bastante tímida, los chicos me buscaban para pedirme consejos y hablar conmigo, me gustaba mucho hablar y analizar ¿el porqué de las cosas?

Otra cosa que marco mi vida fue una decepción amorosa, el saber que la persona con la que había compartido tantos años de mi vida me engañaba y que al final no era la persona en la cual yo me había enamorado. Ese dolor fue tan grande que termine internada en un hospital hecha un saco de nervios y tratando de entender, gracias a mi inteligencia emocional y mi actitud de entender y nunca cerrarme a la vida pude pasar esa etapa dura, pude recuperarme y hasta perdonar e incluso ser amiga y poder ayudar a esa persona que un día ame tanto. En la actualidad creo que toda experiencia por la cual haya pasado me ha dado mucho, me ha enriquecido y fortalecido. Me siento más llena de respuestas y más mujer ya no soy más la niña miedosa y sonadora que fui, ahora me siento más afortunada y doy muchas gracias a Dios por cada experiencia.

~ Si te interesa leer mas sobre el origen de esa entrevista, métete en este blog: Si me siento como una persona sensible. 

HSP: me agradaban personas tranquilas como yo

hammock

Aquí abajo lees una entrevista que consiste de preguntas sobre la alta sensibilidad. Las preguntas fueron respondidas por una mujer de Argentina que trabaja como medica pediatra. 

¿Te ves a ti misma como una persona sensible? En cuanto a los sentidos, ¿tienes un buen oído, un gusto sensible, o un olfato extremadamente bueno?

Si me siento una persona sensible, perceptiva en diferentes situaciones y cuando conozco nuevas personas. Creo que tengo un buen oído y vista. A veces me molesta mucho el ruido fuerte, creo que es lo mas sensible.

¿Cómo eras como niño? Te gustaba jugar con otros niños o preferías jugar sola?

Era una niña bastante tranquila, que amaba jugar por horas con mis juguetes, muñecas, disfrutaba mucho de esos momentos recuerdo incluso, ahora me doy cuenta que jugaba mucho tiempo sola porque en ese tiempo amaba. Aunque también compartía el juego con otros niños me agradaban personas tranquilas como yo.

¿Qué te fascinaba cuando eras un niño? ¿Cuáles eran tus intereses? Y, ¿todavía lo son?

Cuando era niña adoraba jugar con mis muñecas, jugar a que era la mama de todas y también su doctora y las curaba . Adoraba compartir y escuchar historias de mis abuelos o gente mayor. Amaba la tranquilidad de ciertos lugares en mi hogar. Y mis intereses siguieron orientados a la medicina y por eso he estudiado medicina y me especialice en Pediatría, increíble no. Sigo amando mi espacio, mi tiempo, mi lugar.

Cuando eras adolescente, ¿tenías muchos amigos de tu edad o te llevabas bien con personas más mayores que tú?

Solía tener pocos amigos de mi edad, era y soy tímida y eso me dificultaba el vinculo y eso me llevo a compartir momentos con gente grande, disfrutaba tanto con ellas, mas que con la gente de mi misma edad. Realice cursos de teatro , yoga, e idiomas en un momento que sentí que mi vida solo era estudiar y eso me ayudo muchísimo abrirme a conocer gente como yo y conocer mas de mi ser. Aun el día hoy tengo una amiga que tiene la edad de mi mama con quien conectamos desde el primer día que nos conocimos y con la cual comparto muchos de mis momentos, mis experiencias, mis problemas y cada vez que hablamos mi mente se tranquiliza de nuevo. Doy gracias por conocerla.

¿Cuándo eras pequeña, jugabas con los animales? ¿Cómo describirías la relación que tienes con los animales? ¿Cómo te comunicas con ellos?

Si me encantaban los animales, teníamos perros, pájaros, loros. Tuve un perro a quien amaba o amo aun, lo sentía parte mía, fue triste su partida, pero tiempo antes recuerdo un día que le tome su carita y solamente nos miramos a los ojos y sentí un amor entrañable por el y su mirada me devolvía lo mismo. Bello recuerdo.

¿Cómo es/era tu relación con tu familia en cuanto a la alta sensibilidad?

La verdad solo mi abuela sabia de ello y sabia valorarlo y a veces compartía sus experiencias conmigo y me decía yo era igual, mi mama no, no creía mucho en ello. Ella tiene una personalidad particular. Por eso aprendí a compartir esto con amigos o con mi abuela.

¿Cómo son tus relaciones con tus amigos? ¿Te notas algo diferente en cuanto a tu sensibilidad?

Tengo algunos amigos y muchos compañeros o conocidos de la vida pero solo con algunos de ellos logre tener una conexión alta como si estuviéramos en la misma sintonía. Esa sensibilidad desde el primer d´^a que lo conoces y decís esta persona la conozco de otra vida, y seguís compartiendo experiencias a pesar del tiempo y la distancia. A veces sucede que pienso en ellos y al instante recibo un mensaje o un llamado de ellos. Y a ellos les pasa lo mismo. Pero con muy pocos uno logra compartir todo lo que nos pasa, a veces ciertas experiencias que a mi me parecen fascinantes siento que a ellos no entonces me limito a compartirlos con ciertas personas. Soy mucho de escuchar mas que hablar.

Por regla general, la gente altamente sensible valora muchísimo la honestidad. ¿Cómo eres tú en cuanto a la honestidad, lealtad e integridad?

Valoro la honestidad, la lealtad y la integridad, pero creo que sobretodo existe el amor, el amor a uno mismo, el amor a la otra persona, y el amor a la vida, que están importante para uno mismo como para el respeto del otro. A veces ciertas circunstancias te hacen a hacer cosas que no quieres y cuando pasa duele muchísimo porque uno siente que se falla. Y cuando otras personas no son honestas o leales duele mucho y uno se siente mal por ello. Tuve una época de mucha presión y stress en mi trabajo en el hospital en donde amaba cada día hacer mi trabajo pero cuando uno va creciendo en todo sentido y se da cuenta del poder que cierta gente tiene, el egoísmo, y la ambición me genero tanta impotencia, bronca, dolor que hicieron un momento muy difícil de mi vida, me generaban sentimientos que yo no solía tener y me sentía mal por ello, hasta que después de un tiempo fui aceptando que no podía cambiar a esas personas y que si seguía en ese ambiente me iba a ser mal y me aleje totalmente de ese lugar y me sentí mucho mejor. Descubriendo que hay otro mundo.

¿Qué valoras de la vida?

Estar vivo, la oportunidad de cada experiencia buena y sobre todo difícil, de aprender de ella de madurar y crecer. La vida sorprende y nos da una oportunidad cada día, cada momento para aprender de nosotros, aprender de los otros y crecer juntos. Valoro el amor, los sentimientos y todos aquellas personas que uno conoce aunque sea por segundos.

¿Cuáles son tus sueños?

Uno de mis sueños era ser medica pediatra y lo logre, después de trabajar muchísimo, muchas horas me di cuenta que no tenia una vida.. tenia un trabajo. Hasta que conocí el amor de un ser maravilloso, quien le dio vida a mi vida y aquí estoy en otro país lejos de mi país donde tanto anos trabaje y dedique, disfrutando de lo que mas importante me parece que es el amor. Por eso mi sueños ahora se limitan a seguir compartiendo momentos, armando nuestra familia. Y después seguiré mi carrera siempre orientada al ayudar a quienes mas lo necesitan. Eso es lo que siempre sentí. Ayudar.

¿Qué experiencias de la vida te han marcado y cuáles te han traído cosas buenas y cosas malas?

Uno siempre tiende a recordar lo malo, a lo mejor son las situaciones donde uno mas crece. Recuerdo el fallecimiento de mi padre cuando tenia 8 anos, sentía su dolor al no querer dejar a sus hijos pequeños, y el después de todo eso. Uno crece muchísimo en esos momentos y madura aunque sea un niño. Pero siempre pienso que el esta orgulloso de nosotros y esta a cada momento al lado nuestro. Recuerdo los esfuerzos que hice para estudiar y para recibirme, y la felicidad de ese momento al finalizar mi carrera. Recuerdo momentos duros de aprendizaje en el hospital donde me forme, pero mirando para atrás todos esos momentos siempre pienso que fueron parte de mi vida, aprendí mucho de ellos y se que marcan la vida y uno tiene que ver lo bueno de ellos y así los recuerdo. Y siento gran orgullo de haberlos superado.

¿Crees que la alta sensibilidad tiene alguna influencia en las relaciones sentimentales? ¿Cómo se puede llevar una relación sentimental teniendo en cuenta la alta sensibilidad?

Si creo que tiene influencia, porque a veces uno se encuentra con personas que no sienten de la misma forma y genera como un choque pero igualmente si hay amor entre ellas se puede entender, se puede hablar. Pero siempre uno necesita encontrar una persona que se encuentre en la misma frecuencia, no a lo mejor altamente sensible pero si que te comprenda. Mi pareja es muy parecida a mi, tranquila, con mucha vida interior y me entiende muchísimo.

~ Si te interesa leer mas sobre el origen de esa entrevista, metete en este blog: Si me siento como una persona sensible. 

Life Coaching: debo prestarme atención a mí

“En esta última sesión me he sentido mucho más relejada, es decir, más tranquila como persona y, al mismo tiempo, eso me ha producido una cierta felicidad. 

Las semanas anteriores yo me encontraba muy triste y todo era provocado por mi estado de ánimo y por mis dudas acerca de qué hacer con mi futuro. Sin embargo, en la actualidad, como veo que las cosas van tomando su camino, eso me produce estabilidad o equilibrio que se refleja en mi estado anímico y físico también, pues creo que tengo mejor aspecto que las semanas anteriores. 

La conclusión que he sacado de todas estas sesiones es que debo prestarme atención a mí misma y no esperar tanto en decir las cosas a los demás, pues eso es lo que me produce un cansancio en mi persona.”

He tenido la suerte de haber podido guiar la mujer que escribió estas lineas.

Amor: cuando ame de verdad

heart

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo,aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama…amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

~ Charles Chaplin

Yoga: la unión de mente y cuerpo

IMG_0014

Aquí bajo puedes leer la entrevista que hice con mi instructora de yoga que da clases en el centro Español de La Haya.

Cuéntame un poco de ti. ¿Qué te llevo a Holanda? ¿Cuáles son tus aficiones? ¿Por donde das las clases de yoga? ¿Qué tipo de yoga das?

Hola, soy Sara, española de 44 años. Empecé viniendo a La Haya hace unos dos años a visitar familiares, y me encantó el aire de esta ciudad. Encontré un estudio de yoga muy interesante… y ¿para qué más?… Mis visitas a La Haya se fueron haciendo cada vez más frecuentes hasta que finalmente paso más tiempo aquí que en cualquier otro lugar. Estuve haciendo substituciones en algunos estudios de yoga y ahora especialmente dirijo prácticas en el Centro Español de La Haya. Y digo “dirijo prácticas” porque me parece que se ajusta más a la actividad que hacemos: la gente viene a practicar bajo dirección o instrucción. El tipo de yoga que yo practico es una mezcla de lo que he aprendido practicando con muchos profesores y de mi propia práctica. Pero si hubiera que clasificarlo de algún modo sería sobre todo una mezcla de yoga clásico y yoga dinámico de la corriente de Godfrey Devereux. De una forma rápida puedo decir que para mí la práctica del yoga se basa en llevar la atención a las acciones sobre el cuerpo como vía de desbloqueo y de observación de nuestra actividad mental, a través de ejercicios y posturas realmente placenteras.

  1. ¿Cómo encontraste el yoga en tu trayectoria vital y cómo ha sido tu evolución en relación al yoga?

A raíz de un viaje turístico que hice a Nepal hace 20 años empecé a interesarme y a practicar meditación, interés que he mantenido de forma más o menos continuada durante todo este tiempo. Un verano hace unos años fui a un retiro intensivo de yoga de una semana en el Pirineo Catalán sin saber muy bien lo que era aquello… Me enamoré! Claro, así es mucho más fácil!!! Me refiero a que a través del yoga es mucho más fácil acceder a ese estado de introspección que llamamos meditación. Porque para mí el yoga es una preparación o vía para alcanzar ese estado.

  1. ¿Cuál es tu trayectoria hasta convertirte en la practicante que eres hoy en día?

A partir de aquella experiencia, he venido practicando yoga diariamente, y con bastante intensidad. Y ¿por qué no? si estás haciendo algo que te aporta el mayor beneficio que puedes obtener, tu propio bienestar. Para mí eso es una prioridad en la vida, y así ha sido. También tengo que decir que para mí la práctica del yoga no ha supuesto un esfuerzo; siempre lo he tomado como una actividad placentera en sí misma, no planteada como un medio de conseguir beneficios, si bien todo practicante conoce los múltiples beneficios que se consiguen en muchos órdenes. Así, mi práctica ha tomado diferentes formas a lo largo de mi trayectoria, siguiendo las necesidades de mi cuerpo y mente en cada momento. Mi evolución también ha sido determinada por diferentes profesores de diferentes estilos que me han dado a conocer diferentes maneras de ver y vivir el yoga. De estas enseñanzas he ido adhiriendo a mi práctica lo que me ha ido funcionando.

  1. ¿Cómo vives el yoga actualmente y qué crees que te sigue aportando al cabo de tantos años de dedicación a su enseñanza?

Mi visión de la práctica del yoga no ha cambiado, me sigue sirviendo como vía para llegar a un estado que llamamos de meditación, un estado de no ansiedad (o de menor ansiedad), de mayor estabilidad emocional, donde todo te parece que está bien, en el momento perfecto y el lugar perfecto.

Nuestra mente está la mayor parte del tiempo dispersa en diferentes pensamientos respecto del pasado, del futuro, o de escenas imaginadas. Esos pensamientos nos generan emociones, prejuicios, ideas preconcebidas, actitudes… generadores de tensiones y bloqueos. La palabra yoga significa “unión”, la unión de mente y cuerpo. Esta unión nos brinda la oportunidad de trabajar nuestra mente a través del cuerpo, a través de las asanas, posturas físicas realizadas con conciencia. Con la realización de las posturas la mente es atraída hacia el cuerpo y hacia el presente, y podemos ser conscientes de la disolución de los bloqueos. Al tomar conciencia de nosotros mismos, dejamos de juzgar y de compararnos. Todo está bien, todo está en su sitio, todo es lo que tiene que ser. El equilibrio, dentro de cada uno. Todo esto nos lleva a desarrollar actitudes ante la vida, por ejemplo la confianza: confianza en nosotros mismos, confianza en que todo ocurre cuando y como tiene que ocurrir, confianza en el futuro.

  1. ¿Qué te gustaría transmitir principalmente a través de tus enseñanzas?

Me gustaría contribuir en el descubrimiento de herramientas para que cada uno sea más feliz en su vida; herramientas sencillas y accesibles que no dependan de situaciones exteriores, para que en todo momento y especialmente en situaciones difíciles ayuden a todos sentir fortaleza física, mental y emocional; que ayuden en las relaciones interpersonales, la forma de entender y manejar las emociones.

  1. ¿Cuáles han de ser las cualidades de un buen profesor, en tu opinión?

Quiero empezar diciendo que yo creo que el yoga funciona por sí solo, sea quien sea el profesor. La cuestión es que la forma de entender y de transmitir yoga encaje con cada uno en un momento concreto. Si me parece importante que se establezca una conexión entre la persona que está transmitiendo y el receptor. Así, si tuviera que señalar una cualidad que me parece importante sería la capacidad del profesor para establecer esa conexión.

  1. ¿Te gustaría comentar algo especialmente sobre el yoga?

Me gustaría animar a todo el mundo a practicar yoga. Simplemente porque se vive mejor. Y creo que en definitiva es lo que todos buscamos. Simplemente confirma tu asistencia, coge tu esterilla y vente a probar! Saldrás sintiendote mejor de como has entrado (8€ clase de prueba). Interesados contactar: rasa.lila@MAIL.com. Las clases están en el Centro Español de La Haya (Kortelombarstraat 6)

Horarios:

Martes 19.30
Jueves 19.30
Viernes 11.00
Sábados 11.00

¿Que es la alta sensibilidad?

beauty

Hablamos de la Alta Sensibilidad si una persona tiene su sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Esto tiene como consecuencia que esa persona recibe relativamente mucha más información sensorial a la vez que alguien con una mediana sensibilidad. La Alta Sensibilidad es un rasgo hereditario que afecta a dos de cada diez personas, hombres y mujeres igual.

La persona altamente sensible se suele sentir…

–   Afectada por luces brillantes, olores fuertes y ruido en general
–   Abrumada por un exceso de trabajo y masas de gente
–   Insegura y tímida
–   Conmovida por las artes y la naturaleza
–   Dolida por el sufrimiento ajeno
–   Llamada a ayudar a los necesitados

La persona altamente sensible suele tener…

–   Una gran facilidad para enamorarse
–   El umbral de dolor bastante bajo
–   Dificultad para mantener sus límites personales y para decir “no”
–   Tendencias perfeccionistas
–   Dificultades con el manejo de situaciones estresantes
–   La capacidad de detectar sutilidades en el ambiente

Estas son solamente unas de las muchas facetas de la alta sensibilidad

Para muchos ser tan sensible es más bien una característica irritante que complica la vida. Es posible que te sientes “bicho raro” y que tienes la sensación de no encajar. Puede ser que crees que eres el único que es como eres, y no serás el primero que ha hecho alguna terapia con el deseo de cambiar.

Desde que, en los últimos años del siglo pasado, la psicóloga Americana Elaine Aron descubriera que de cada diez personas, dos son considerablemente más sensibles que los restantes ocho, el concepto como tal ha ido ganando reconocimiento. Quizás lo más importante es saber que, como se trata de un rasgo, no se puede hablar de una cura. La alta sensibildad por lo tanto, no es algo que se puede curar.

Tu mismo puedes hacer muchas cosas para encauzar esa sensibilidad. Aparte de aprender sobre el rasgo y aceptarlo, puedes aprender maneras para cuidarte mejor, teniendo en cuenta una serie de cosas que hacen que el mundo exterior te afecte menos. No te harás menos sensible, pero sí ganarás un mayor equilibrio emocional que te hará más fuerte. A través del aprendizaje sobre la Alta Sensibilidad puedes descubrir y llegar a entender quién eres y cómo funcionas, requerimientos esenciales si quieres sentirte equilibrado y feliz.

Mandame un e-mail si te gustaría hacer una sesión de coaching: orchidoflife@gmail.com